Archivo de la categoría: Galletas

Galletas para Alejandra y figuras para Andoni


No todo ha sido fiesta en estos días, sobre todo los días previos a Sanfermines. Mi prima Ana Isabel bautizaba a su nena Alejandra, un motivo más que bueno para estrenar mis moldes de bautizo y practicar algo más con la glasa, el resultado…… yo creo que bastante mejor que la primera vez.

Os dejo las fotos, la receta ya sabéis que la he sacado de los tutoriales de el rincón de Beaque es una especialista en la materia.

Aprovechando que tenía masa de galletas consistente, preparé unas bases para unas figuras de fondant para la tarta de cumple de Andoni.

Andoni es un amiguico de mi hijo que le apasionan los gigantes de Pamplona, como a la mayoría claro, aunque no podía hacerle la tarta por lo menos pude hacerle el gigante europeo y un torico de fuego, otra de las pasiones de los chicos.

.
.
Ayyyyyy!!!! que gerra me dio este europeo…….cada vez que lo pienso ¡pero si le tuve que someter a una reducción de pecho y todo! si si, no os riais que hasta mi hijo se dio cuenta “ama pero si has hecho un europeo chica!!! ” me dice el tio, ¡Na! que le quise poner semejantes pectorales que se me fue la mano jaajaja…………esta foto fue despues de la operación unas dos tallas menos. De paso un liftingn que este año la comparsa a cumplido 150 añazos ¡¡¡¡¡Felicidades!!!!!

Galletas Hello Kitty

Por fin he hecho mis primeras galletas con glasa, bufff lo que me ha costado ponerme y mira por donde para ser las primeras no están nada mal. Aunque como las vea Bea seguro que le saca fallos hasta en el carnet de identidad. Ya iré mejorando o eso espero.
He intentado seguir paso a paso sus tutoriales, me refiero a los de Bea (El rincón de Bea) y todo iba fenomenal hasta que me he puesto con la glasa y……..¡¡¡¡noooo!!!! no tengo suficiente azúcar glass y es Domingo. Lo peor es que una vez empezado el proceso yo no puedo parar, se que no vale el azúcar glass hecho en casa pero por causas de fuerza mayor, Pues si, lo hice, le añadí un poco de almidón y a correr, por eso no me han quedado mejor, pero pensé que quedarían bastante peor.

Macarons

¡¡¡¡¡Feliz año 2010!!!!

Después de aguantar una buena resaca (y más por trasnochar que por el alcohol), ya es hora de que me ponga en activo de nuevo. Ya no estoy acostumbrada a esta clase de escapadas nocturnas, las copas y sobre todo los tacones hacen que me convierta al día siguiente en una autentica piltrafilla. Sobre todo cuando se tiene un hijo con tres años al que le encanta tocar el tambor.

Pero el uno de enero, gran día de escalera Pamplonesa ya paso, estamos a dos y hay que coger ritmo, así que aquí os dejo esta recetilla. Igual no es muy apropiada después de los excesos navideños, pero creo que aparte de un zumo de frutas o un puré de verduras, todo me parece excesivo en estos mismos momentos.

Después de indagar y probar con distintas recetas de macarons, por fin encotré una en i-recetas, la mejor o por lo menos la que me gusta aunque le cambié la ganache. Tengo que decir que aun así solo me salieron decentes 14 macarons, el resto fueron victimas de pruebas fallidas. Pero ahora que les he pillado el truquillo…

Para las galletas:

• 130 gr. almendra molida.

• 130 gr. de azúcar glass.

• 80 gr. (45+35) claras.

• 130 gr. de azúcar.

• 32 gr. de agua.

Tamizamos finamente el azúcar glass con la almendra y Reservamos.

Preparamos un merengue italiano con jarabe a 117º C. Empezamos vertiendo 35 gr. de claras en un cuenco y poniendo al fuego los 130 gr. de azúcar con el agua. Cuando el jarabe alcance los 105º C, empezamos a montar las claras hasta que queden medio montadas. Cuando el jarabe alcance los 117º C, y sin dejar de batir, lo vertemos en forma de hilo sobre las claras casi montadas. Seguimos batiendo hasta que quede un merengue brillante y haya alcanzado unos 50º C, aprox.

Vertemos los 45 gr. de claras sobre la mezcla de almendra- azúcar. Mezclamos. Por último, añadimos el merengue sobre la mezcla, mezclando sin excesiva delicadeza. Cuando esté mezclado y con la textura apropiada las dejaremos reposar mientras preparamos las bandejas, así ayudamos a la formación del macaron y que no se desparrame en exceso.

Cubrimos las bandejas del horno con papel de hornear y pegamos las esquinas del papel a la bandeja con un poco de masa. Con una manga pastelera de boca ancha hacemos pequeños montoncitos, vertiendo desde el centro. Debemos separarlas unos centímetros unas de otras para que no se peguen entre si, es importante dejar reposar la masa una hora antes de hornear para que se forme una pequeña costra en la superficie.

Precalentamos el horno a 170º C y, una vez caliente, introducimos bandeja de 13 a15 min, sin esperar a que lleguen a tostarse.

Retiramos del horno y dejamos que enfríen totalmente antes de desmoldarlos con ayuda de una espátula plana metálica.

Ganache de chocolate aromatizada

• 75 gr. de nata líquida al 35%.

• 125 gr. de chocolate negro.

• 14 gr. de mantequilla.

• 2 cucharillas de mermelada de lavanda y violetas.

Fundimos el chocolate y le añadimos la nata, la mantequilla y la mermelada. Dejamos que se temple y conservamos en frío. Aplicamos cuando tenga la densidad necesaria. Si se endurece demasiado la retiraremos del frigorífico hasta que tenga la dureza apropiada, incluso la podemos batir con las varillas.

Rellenamos una manga pastelera, vertemos la cantidad deseada en el centro del macaron y tapamos con otra pieza del mismo tamaño.

Cuando estén listos le espolvoreamos por encima un poco de cacao en polvo.

Importante: los macarons están mucho más ricos cuando, una vez han sido rellenados, han reposado en el frigorífico durante un mínimo de 24-36 horas.

Pastas de almendras rizadas

Estas pastas son ideales para combinarlas en la misma bandeja con las pastas de té.

Se que para muchos de vosotros estas dos recetas sean un clásico, es más, yo las tenía olvidadas pero me he dado cuenta que los clásicos siempre triunfan en mí mesa y nunca esta de más el recordarlas de vez en cuando.

Ingredientes:

  • 50 g de azúcar glass
  • 250 g de harina

 

  • 200 g de mantequilla

 

  • 50 g de almendra molida

 

  • aroma de almendra(opcional)

 

  • cacao en polvo

 

  • chocolate negro

 

Mezclamos todos los ingredientes y vertemos la masa en una manga pastelera con una boquilla rizada. En este caso he separado antes un poco de la masa y le he añadido cacao en polvo, lo justo para darle otro color a la pasta.

Sobre un bandeja de horno con papel o lámina de silicona, hacemos montoncitos en redondo, bastones alargados etc.

Sobre algunos de los montoncitos colocamos algún fruto seco, guinda ….

Introducimos la bandeja en el horno, el cual lo tendremos precalentado a 200º C, de 10 a 12 min, hasta que estén doradas.

Mientras tanto, fundimos el chocolate en el microhondas vigilando para que no se queme.

Cuando tengamos las pastas podemos cubrir solo las puntas y untar en coco, crocanti o como queramos.

Pastas de té cortadas

No os ha pasado que vais a comprar unas pastas para un regalo y tenemos que esperar las largas colas de tu confitería favorita.

Esta masa se prepara en lo que estás de espera en la cola y salen más baratas ¡seguro! así que si os animais……

Ingredientes:

  • 120 g de azúcar glass
  • 400 g de harina
  • 240 g de mantequilla
  • 1 huevo
  • Aroma de almendras, vainilla (opcional)
Mezclamos todos los ingredientes de la masa (yo lo hago con las manos bien limpitas) conseguimos que con el propio calor de las manos se integre mejor la mantequilla.
Envolvemos en una lámina de plástico y la llevamos al frigo 30 min.
Estiramos la masa dejándola un poco gruesa y la cortamos con un cortapastas dejándolas en una badeja de horno cubierta con papel vegetal.

Esta vez tenía una jalea un tanto especial, de flores de lavanda y violetas (club del groumet de corte inglés) el color es espectacular, pero su sabor fino y delicado hacen de las pastas una auténtica delicia.

También las podemos decorar con huevo, estrías, frutos secos, azúcar glass o de colores, guindas etc.

Una vez preparadas, introducimos la bandeja en el horno precalentado a 180º C, durante 10 ó 12 min.

Galletas de plátano

Bien, veo que nos ha dado a much@s la fiebre de las galletas, no es de extrañar, ya que la semana pasada hizo una semana de perros, y que mejor manera de entretener al peque de la casa que con un poco de masa, unos corta pastas, y pasar un buen rato juntos pegados al calor del horno.

Me encanta descubrir ingredientes con los que elaborar alguna receta, esta vez encontré la harina de plátano que hace algún tiempo compré ……hummmm y me pareció interesante.

Tengo que decir que mi primer intento fue un bizcocho de yogur al que le di el cambiazo a la harina de trigo por la de plátano, quedó muy jugoso pero lo que se dice sabor a plátano…..pues no, no sabía mucho a plátano. Mi segundo y de momento el último intento, ha sido estas galletas.

Ingredientes:

  • 170 gr de harina de plátano.
  • 160 gr de ázucar.

 

  • 75 gr de mantequilla.

 

  • Un huevo grande.

 

  • Una pizca de canela.

 

  • Una pizca de sal.

 

  • Chocolate, azúcar de colores, bolitas de anís etc.

 

Mezclar la harina con el azúcar, la canela y la mantequilla…… ¡y a enguarrarse un poquito!, es hora de amasar, cuando se tengan integrados todos los ingredientes, añadir un huevo y una pizca de sal. Se envuelve en film de plástico y se lleva a la nevera por espacio de una hora.

Pasado este tiempo, sacamos la masa y la ponemos sobre papel de horno, y la estiramos con el rodillo. Cortamos con unos corta pastas y las horneamos a 170º unos 10 min.

Ya tenemos las galletas, perfectamente se pueden comer así, pero tiene más gracia si se decora no?

Hay que dejar enfriar las galletas por que si no están blanditas y quebradizas.

Aún no me he atrevido a hacerlo con glasa real, todo llegará. Las he bordeado con chocolate fundido en el micro dentro de un biberón, pero si no, con una bolsa de plástico bien limpia con el chocolate dentro, se pone a fundir y luego se corta la esquinita de la bolsa.

Delinea el contorno y los detalles, y esta vez he terminado con azúcar de colores, pero se puede hacer con chocolate blanco o con leche, bolitas de anís y para los más expertos con la glasa. He puesto las mismas, pero rellenas de mermelada y con azúcar glas.

No sé si es que me pase con la canela, pero el sabor del plátano sigue sin aparecer por mi paladar. Ahora, están ricas un rato largo……seguiré probando.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 209 seguidores